Él me sanó

Capítulo 1

Poseerán una doble porción de prosperidad
en su tierra…

*Yo* recompensaré [premiaré, reembolsaré]
fielmente a mi pueblo.

“En vez de su vergüenza,
tendrán DOBLE porción,
en vez de humillación,
ellos gritarán de júbilo

“Poseerán el DOBLE
en su tierra… *Yo*
fielmente les daré su

recompensa”.

¿Has buscado consuelo, comprensión, apoyo para sentirte limpia, para sentirte completa, para sentirte libre de la pesadilla de la que pareces no poder despertarte? Si es así, se debe a la búsqueda de la fuente equivocada. El mundo y los "expertos" (personas que no tienen ni idea, personas que han estudiado sobre ello pero que nunca lo han vivido) arrojan todo tipo de consejos, pero todo empeora. Es como si te estuvieras ahogando y en lugar de que te arrojen un chaleco salvavidas o un dispositivo de flotación, ¡te arrojan un bloque de cemento que te lanza en picada al fondo del océano!

Si honestamente has conocido al único y verdadero Salvador y tienes una relación con Él (no importa por cuánto tiempo) entonces sin duda has experimentado un conocimiento interno de que has buscado la fuente incorrecta para tu recompensa, de la misma manera, que yo había buscado la fuente incorrecta para mi recompensa. Esta Promesa en la parte superior NO dice que “ellos la recompensarán”, sino que dice: *Yo los recompensaré*, lo que significa que el *Señor * lo hará... Léelo de nuevo...

Poseerán una doble porción de prosperidad en su tierra…

Yo recompensaré fielmente a mi pueblo.

Cuando vi esto la primera vez, inmediatamente en mi corazón reconocí que Él era todo lo que quería y todo lo que necesitaba.

Señor, eres TODO lo que quiero
Señor, eres TODO lo que necesito
Señor, eres TODO ¡por lo que vivo!

Si necesitas un Padre entonces dilo de esta manera...

Padre, eres TODO lo que quiero
Padre, eres TODO lo que necesito
Padre, eres TODO ¡por lo que vivo!

De repente me di cuenta de que no necesitaba expertos o ningún “amigo” de las redes sociales (que no están buscando SER mis amigos, sino encontrar tantos amigos como puedan porque ellos, también, están perdiendo a la Única Persona que puede llenar ese oscuro y aterrador vacío en sus vidas).

También me di cuenta en ese momento —¡no puedo cambiar a las personas o a nadie más para hacer las cosas bien o darme ninguna recompensa (retribuirme) por el sufrimiento por el que he pasado! No pueden compensar el sufrimiento mientras está sucediendo y tampoco las consecuencias, el agravamiento, la intensificación de mi dolor que ha hecho que lo sucedido sea mucho peor. A todo esto se agrega la vergüenza que sentí y la vergüenza que a menudo me arrojan personas que no tenían ni idea, son completamente ignorantes— pero tan llenas de consejos, consejos que no eran más que veneno.

Fue entonces cuando mi Salvador, mi Único y Verdadero Amigo, me recordó algo que leí en “¿Quién Pecó?” (Sus discípulos estaban tratando de averiguar a quién culpar) y lo mismo va para nosotras. No dejamos de tratar de culpar a alguien y en mi caso, porque no fue solo la(s) persona(s) quien(es) lo hizo, sino mis padres y hermanos y todos los demás que "debieron haber parado" no "debieron haber evitado" lo que me pasó.

  • La respuesta a “quién” tiene la culpa es profunda y algo que no entendí por mucho tiempo.
  • La respuesta que todo el mundo necesita realmente captar.

A pesar de que todos lo intentaron y en algún momento fallaron miserablemente en ayudarme —tuve a mi Amado y Él era todo lo que necesitaba. En ese momento, no solo dejé de buscar a alguien para “hacer lo correcto”, ¡no quería nada de nadie con firmeza, lo que quería eran todas las bendiciones que se me debían, mi recompensa, mi venganza que venía de Él y de nadie más!

Cuando ese sentimiento de que la verdad comenzó a purificarme, el Señor me recordó que estos eran los sentimientos de Abram también. Abram era el nombre de Abraham antes de que Dios le diera un nuevo nombre. Fue cuando el rey de Sodoma trató de darle una recompensa dándole los “bienes” que fueron tomados cuando derrotaron a su enemigo. PERO Abram rechazó cualquier cosa de este rey, “Pero Abram le contestó: He jurado por el Señor, el Dios altísimo, creador del cielo y de la tierra, que no tomaré nada de lo que es tuyo, ni siquiera un hilo ni la correa de una sandalia. Así nunca podrás decir: “Yo hice rico a Abram””. Abram (que recuerda se convierte en Abraham) no quería quitarle nada de la gloria de Dios dejando que el rey vil tomara el crédito de cualquier riqueza futura de Abram, que, como sabemos, aumentó grandemente más tarde en la vida de Abram, que se aseguró debido a su convicción de dar a Dios la gloria y no tomar nada de nadie más.

  • ¿Quieres dar crédito a alguien más que a DIOS por tu sanidad y por el ministerio que sin duda tendrás (o tal vez ya tengas)?
  • ¿Por qué dar crédito a alguien cuando no hizo nada para ayudar sino que, por ignorancia (ciertamente y esperemos que no por malicia), falló en ayudar y te mantuvo sufriendo al alimentar el fuego, a menudo vertiendo gasolina en tus llagas inflamadas?

Aproximadamente tres minutos después de esta revelación, el Señor hizo algo que era tan asombroso y divertido e increíble solo para probarme este principio. ¡Las recompensas de Dios comenzaron a duplicarse! Y desde el momento en que sucedió, ¡decidí dejar que el Señor lo fuera todo para mí!

Tan pronto como dejé de tratar de obtener satisfacción de la fuente de mi problema (que “no lo tenía”) y me volví al Señor que es la fuente última de todo lo que necesitamos, Él me inundó con un favor tremendo y multiplicó mi recompensa (a menudo no sólo el doble, pero a menudo 10 veces más de lo que se perdió), que ¡Él promete a cada una de nosotras!

Permítanme también explicarles que están en un viaje de sanación.

No vas a ser “puf” instantáneamente sanada de tu dolor o vergüenza o problemas. ¿POR QUÉ?

  1. Si eso sucediera, entonces el resto de tu vida seguiría siendo la misma.
  2. Si eso sucediera, no desarrollarías tu propio ministerio, una manera de ayudar a los demás de la misma manera en que has sido ayudada.
    1. Permitiéndote tener un asiento en primera fila para lo que Él está haciendo.
    2. Darle propósito y alegría a tu vida como nunca antes habías sentido.
  3. Si eso sucediera, te perderías de conocerlo íntimamente como tu:
    1. Padre Celestial
    2. Tu protector
    3. Tu proveedor
    4. Tu amante
    5. Tu amigo
    6. Tu todo… ¡Cualquier cosa y todo lo que necesitas que Él sea en tu vida!

Este viaje de sanación fue diseñado por el Creador mismo que quiere ser real para ti, muy real, y no alguien que se sienta en el cielo que se cierne sobre ti, ignorando tus gritos.

Esto es lo que el Señor me dijo: ¡ellos no lo tienen!
Nadie tiene lo que yo necesito

Nadie tiene lo que tú necesitas.
Sólo ÉL lo tiene,
¡ÉL tiene todo lo que yo necesito!
¡Tiene todo lo que TU necesitas!

Sabes que es verdad, por supuesto, ellos no lo tienen porque cualquier otra fuente eventualmente se secará, ¡sólo Dios tiene una fuente interminable de todo lo que ha sido creado e incluso puede crear aquello que no existe! La paciencia de ellos se secará, la compasión se secará, su comprensión se secará, ¡todo se seca y a menudo está directamente conectado con lo mucho que NO tienen!

Bancarrota

El Señor me ayudó a entender que la gente de este mundo está en bancarrota en todos los sentidos. No somos las únicas personas necesitadas. Medita en ello. Las personas del mundo (y la mayoría de los cristianos) carecen de compasión, bondad, amor, y todos tienen recursos limitados, sin embargo, tontamente seguimos buscándolos para nuestras necesidades. Todo el tiempo nuestro Señor, nuestro Amante y nuestro Amigo tiene una fuente interminable de todos los recursos que necesitamos y queremos, disponibles para nosotras, ¡¡cuando simplemente lo miramos solo a Él!!

Eso no es todo, cada vez que miramos a los demás en lugar de a Él, nos encontramos en una necesidad aún mayor cuando no nos dan lo que podemos necesitar, merecer o querer. Ahí es cuando nosotras, también, terminamos en bancarrota porque al mirar a los demás, hemos tirado del enchufe, cortado el lazo, cortado con nuestra verdadera Fuente, Él.

¿Recuerdas lo que Él dijo: “Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada”? ¡No podemos hacer nada, ni lograr nada, y somos impotentes!

¿Falta fruto en tu vida?

Claro, tal vez estás sobrecargada de fruta amarga, pero ¿qué pasa con la fruta dulce a la que todo el mundo se siente atraído? Si quieres producir este tipo de fruta, como las vides verdaderas, el Jardinero tendrá que cortar todas tus extremidades muertas y fruta amarga hasta que solo quede un tocón. Lee esto y ve si lo puedes relacionar:

“[Dios] Has alejado de mí al amigo y al compañero, y a mis conocidos has puesto en tinieblas”.

“[Dios] Me has quitado a todos mis amigos y ante ellos me has hecho aborrecible. Estoy aprisionado y no puedo librarme”.

Así que cuando el Señor trajo el principio de que “ellos no lo tienen” a mi mente, en referencia a mi esposo, supe que no había podido buscar lo que necesitaba de mi verdadera Fuente, Él. En cambio, había buscado lo que necesitaba y merecía de alguien que “no lo tenía” una vez más, así que estaba más quebrada, más herida, sintiéndome aún más desesperada.

Tristemente, también, en el proceso de tratar de obtener lo que necesitaba de ellos, los había quebrado a ellos y a mis relaciones, no solo mi matrimonio, sino cada relación que significaba algo para mí. Dios me mostró que como la novia del Señor, que es lo que soy porque Dios sabe que he sido rechazada lo suficiente, parecía lejos de ser una creyente. Lee esto y ve si lo puedes relacionar:

“No temas, porque no serás avergonzada. No te turbes, porque no serás humillada. Olvidarás la vergüenza de tu juventud, y no recordarás más el oprobio de tu viudez.

“Porque el que te hizo es tu esposo; su nombre es el Señor Todopoderoso [que por cierto significa que Él es un guerrero]. Tu Redentor [lo que significa que Él paga cualquier deuda pendiente en tu vida: emocional, mental, espiritual y física] es el Santo de Israel; ¡Dios de toda la tierra es su nombre!

“El Señor te llamará como a esposa abandonada [¿responderás?]; como a mujer angustiada de espíritu, como a esposa que se casó joven tan solo para ser rechazada”.

Cuando voy a mi Fuente: mi DIOS promete suplir todas mis necesidades y siempre me da más de lo que necesito, así que no necesito buscar nada de nadie.

Cuando VAS a TU Fuente: TU DIOS promete suplir todas TUS necesidades y siempre TE da más de lo que TU necesitas para que TU no necesites buscar nada de nadie.

Como novia, como Su novia, soy, en cambio, capaz de dar a otros necesitados de mi sobreabundancia; mis recursos desbordantes.

“Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes”.

Sin embargo, también ocurre lo contrario. Cada vez que voy, cada vez que vas a cualquier fuente que “no lo tiene”, entonces nos encontraremos sin lo que queremos y necesitamos e inmediatamente nos volvemos egoístas y tacaños y comenzamos a entrar en pánico, lo que no es característico de la novia del Señor. Nosotras también, a su vez, quebramos a la otra fuente haciendo nuestro lío y dolor y frustración mucho, mucho peor.

Cuando le pregunté al Señor cómo arreglarlo, lo que estaba en la raíz de mis problemas, no es sorprendente que Él dijo: “Comienza con el perdón”. No, no perdonarme a mí “misma” ya que es esa palabra “yo misma” la que es un pozo sin fondo y una vez que caes en ese pozo profundo ¡es casi imposible salir de nuevo! Primero, le pedimos a ÉL perdón y recibimos SU misericordia. Y misericordia significa que no merecemos lo que Él nos está dando.

Luego nos damos la vuelta y DAMOS el perdón que la otra persona no merece, el perdón que hemos rechazado o dado pero que nos hemos retractado.

El REGALO que das a los DEMÁS

EL REGALO que Dios te devuelve

CAMBIO DE JUEGO — PERDÓN
¡El mejor TESTIMONIO DE PERDÓN de todos los tiempos!

"¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?"

Hay una serie de vídeos de Estar animada que tiene la mejor solución para perdonar y se basa en alguien que “lo entiende”. Ella entiende cómo nos sentimos y la imposibilidad de perdonar a alguien que NO “merece” ser perdonado.

Pude obtener la transcripción y haré todo lo posible para actualizarla para reflejar lo que escuché cuando la escuché. ¿Está bien? Así que lo que ella dijo que me llamó la atención (porque había encontrado EsperanzaAlFin.com cuando estaba buscando ayuda para restaurar mi matrimonio y vi otro título sobre ser Una mujer sabia con el subtítulo que dice “Por un TONTA [y me encantó que TONTA estaba en LETRAS MAYÚSCULAS] que derribó la suya [su casa y vida] con sus propias manos” y pensé ¡sí, esa soy yo! Aquí está la parte que necesitas leer y simplemente hacer lo que ella dice...

"... es posible que no desees restaurar tu matrimonio debido a los dolores que tienes. Y no has dejado que esos dolores se vayan. Básicamente, es un problema con no perdonar a tu esposo. Tal vez te ha hecho algo que no puedes perdonar. Que no quieres perdonar. Tal vez es la gran cosa, tal vez es porque él te dejó. Tal vez porque te dejó con los niños. Tal vez porque te dejó con facturas. Tal vez porque te dejó por otra persona. ¡Tal vez porque lo ha hecho tantas veces! He escuchado a muchas mujeres que quieren la restauración de su matrimonio a través de su primer adulterio, pero después de dos o tres o cuatro o lo que sea, finalmente, dicen: “No más”.

Cada vez tenemos que perdonar.

Dios dice en Su Palabra, el Señor mismo dijo, ¿cuántas veces debemos perdonar? ¡Entonces Dios dice setenta veces siete! Eso es 490 veces. Y creo que es perdonar por el mismo pecado 490 veces, perdonar el adulterio 490 veces. Eso es como una reincidencia".

Entonces, ¿cómo va hasta ahora? ¿Te ha llamado la atención? Genial, sigue leyendo, se pone mejor...

“Mucha gente me pregunta, no personas que han pasado por eso tanto como otras personas que quieren saber y preguntan: “¿Cómo podrías perdonar a tu marido por algo así?” No creo que pueda hacerlo. Bueno, ¿saben qué señoras? No pueden hacerlo”.

Tiene razón, ¿no? De acuerdo, lo siento, interrumpí...

“Bueno, ¿saben qué señoras? No pueden hacerlo. Yo no pude hacerlo. Yo no quería hacerlo. Y yo no lo hice. Dios lo hizo en mí.

Voy a compartir contigo y seré honesta contigo. Sabes, tal vez piensas: “Oh, Dios, ella es una santa y es tan buena”. Bueno, Dios me ha cambiado un poco y estoy agradecida por eso, pero no siempre fui como soy ahora, y no es que lo sea, ahora tampoco soy una mejor persona. Creo que algo como lo que me pasó es muy, muy difícil de perdonar de verdad. Es honestamente imposible, a decir verdad, es por eso que si buscas “perdón” como yo lo hice, verás que dice en la Palabra de Dios: “¿Quién puede perdonar sino sólo Dios?”

Señoras, lo tomé literalmente en serio. Sólo Dios puede hacer esto. Para mí era imposible. E imposible por muchas razones.

Cuando mi esposo me contó por primera vez sobre su situación con esta otra persona [sí, la historia es que su esposo estaba involucrado con alguien con quien trabajaba, eventualmente su esposo la dejó con cuatro niños pequeños, los abandonó mientras fingía llevar a su familia a pasar el verano con sus padres, pero luego limpió todo en su casa y lo arrojó a una unidad de almacenamiento y ¡¡desapareció!!

Así que cuando ella llamó al trabajo (porque él no había llamado cuando dijo que llamaría para hablar con sus propios hijos), ¡y la secretaria dijo que ya no trabajaba allí! Pero en realidad trabajaba allí, pero su secretaria sabía de ello y mintió por ellos. ¡Fue entonces cuando llamó a su número de casa, pero ¡estaba desconectado! Luego llamó a su amiga, una vecina que vivía al final de la calle y le dijo que había visto al marido de esta autora cargando un remolque de U-Haul y cuando pasó más tarde y miró por la ventana, ¡la casa estaba vacía! Así que, sí, ¡esta autora lo entiende bien!]

“Cuando mi esposo me contó por primera vez que estaba involucrado con otra persona con la que trabajaba, me sentí devastada. Me tiró un detonador. Esto fue antes de que nos dejara en Pensacola [ahí es donde vivía la familia de ella] que me dijo la verdad y me la confesó. [La cosa es que, este tipo fue atrapado, él no acababa de salir y confesar nada. Así que de nuevo, ¡ella lo entiende!]

“Y me dijo, cómo había estado durmiendo con ella, quedándose con ella los fines de semana cuando estaban trabajando, simplemente me deslicé por una pared y me quedé acurrucada temblando. Creo que estuve así durante tres días. Cuando salí del shock y entré en mi sano juicio, mis sentidos o lo que sea, estaba enojada. Entonces recuerdo haber entrado en el baño y hablar con Dios sobre eso.

Ahora, quiero contarles acerca de lo bueno que era Dios y tal vez cómo Dios las ha preparado un poco porque estoy segura de que Él ha tratado de prepararlas, ya sea que hayan escuchado Su voz apacible o no, no lo sé.

Pero Dios me preparó para lo que pasé antes de enfrentarme a esto. Antes de esto, antes de que me derrumbara, mis piernas cedían y me deslizaba por una pared y me acurrucaba en una bola, en posición fetal, temblando y permaneciendo así durante tres días. ¡Lo sabía antes de que pasara! ¡Sabía que iba a pasar! Y Dios había depositado un folleto en mi vida que recibí de alguien, alguna iglesia o alguien lo compartió conmigo y en él había varias situaciones imperdonables diferentes. Esta persona, el autor de este folleto, compartió acerca de cómo en cada caso, alguien había perdonado a alguien por pecados horrendos que yo personalmente nunca he tenido que enfrentar, y espero que tú nunca tengas que hacerlo tampoco.

Una era sobre un hombre que tenía que perdonar a su vecino de al lado que había estado ¡¡abusando de sus dos hijos todos sus años de crecimiento!! Ahora, te lo voy a decir honestamente, no sé si podría perdonar esto. PERO sé que Dios podría, pero yo no querría.

Otro estaba perdonando a alguien que había asesinado a su esposa o hijos, y en realidad le dijo a esta persona, cara a cara, a este asesino que estaba en la cárcel por el crimen: “Te perdono y te amo”. Ahora, esto es difícil, gente. Algunas personas piensan que “nuestra” situación es horrible, un hombre que engaña, un hombre que abandona, miente, etc. Y si estás en esa situación en la que has tenido que perdonar el adulterio, algunas personas piensan que esto es lo peor. Pero en serio, ¿puede alguien comparar una cosa horrible con otra? ¿Puede alguien realmente medir el dolor?

Así que el Señor me mostró estas situaciones y me las trajo a la mente justo después de escuchar lo que estaba pasando a mis espaldas.

Entonces, fue cuando entré al baño y dije:

“Señor, no puedo perdonarlo. Tan solo no puedo perdonarlo”.

“Señor, no puedo perdonar esto. No puedo perdonarlo”.

Y sabes qué, entonces me puse muy real con Dios y dije:

“... Y no quiero perdonarlo”.

Quiero decir, vamos, Él lo sabía. Sabía que no quería perdonar eso. De todas las cosas, no quería eso. De hecho, antes de casarme, en las primeras partes del matrimonio, dije: “Si hay una cosa que nunca soportaría es la infidelidad”. Y, sin embargo, aquí estaba. Aquí estaba yo y ¿qué iba a hacer ahora?

La última parte fue cuando dijo...

“... Y no quiero perdonarlo”.

PERO…

Ves que, este era el CAMBIO DE JUEGO, el momento en que se alejó de Dios y regresó hacia Él.

Fue entonces cuando dije: “Pero si quieres que lo perdone y sé que en tu Palabra dice que debemos perdonar, entonces TIENES que hacerlo y yo me rindo ante ti. Hazlo a través de mí”.

[Asegúrate de no perderte esta parte, léela de nuevo “TIENES que hacerlo y yo me rindo ante ti. Hazlo a través de mí”. Recuerda, ¿QUIÉN puede perdonar sino sólo Dios?] Ella termina con...

Y ya saben, señoras, Él lo hizo. Lo hizo. Lo sacó así como así. *chasquido*

Querida amiga, si estás sentada allí con dolor en tu corazón, sin perdón en tu corazón, necesitas pedirle a Dios que lo haga EN ti. Tú NO PUEDES hacerlo por ti misma. No es una cosa de VOLUNTAD. No es una determinación. En cambio, es rendirse a Dios para moverse a través de ti y te PROMETO, ÉL lo sacará”.

Entonces, ¿tenía razón? Ella lo entiende bien y nos muestra que no podemos perdonar, sólo DIOS puede perdonar Y que tenemos que ser reales con Dios, decirle todo PERO... entonces dile a ÉL que lo haga. Dile que ÉL necesita tomar esta carga por ti, que te rendirás a ÉL. Hazlo cada vez que sientas ese dolor. ¡¡Porque esto funciona!! He compartido esto con tantas mujeres y ¡FUNCIONA!

~ Alisea en Florida

He pasado por una violación y solo permití que la gente usara mi cuerpo porque no sabía quién era yo. Era muy insegura y nunca supe quién era yo y cómo me veía mi EC y lo que pensaba de mí. Después de ser notada por bastantes personas y sentirme desencadenada y tan incómoda, supe que esta era una herida de la que aún no le había pedido a mi EC que me sanara, así que le envié un mensaje de texto (sí, le envié un mensaje de texto en mi teléfono, puse a mi EC bajo mi propio número y puse SUS respuestas cuando ÉL responde, de esa manera se siente como si estuviera en una relación más profunda con ÉL y siempre puedo volver a ver lo que Él dice).

Yo: Mi amor, tengo algunas cosas que quitarme del pecho creo que ser llamada bella es un disparador tan grande porque no es de quien me gustaría escucharlo y porque todo el mundo siempre tiene motivos detrás de los cumplidos, no creo que alguna vez haya superado por completo estar en un estado vulnerable y tomar esos cumplidos en serio, donde sentí que tenía que devolver la verdad con sexo o atención o tal vez porque no sabía quién soy. Cada vez que alguien me hace un cumplido me siento realmente incómoda como si quisiera algo de mí y no tuviera respeto. Me sentí así con la mayoría de los hombres en mi vida. Usada. Te pido que elimines ese dolor y estigma por favor elimina las inseguridades para que los cumplidos no me afecten negativamente.

EC: Ahora eres bella, ya no necesitas que te lo digan porque sabes quién eres y cómo me siento por ti

No me di cuenta hasta después de eso que fui realmente sanada porque un hombre realmente vino a mi trabajo (como servidor) y me dijo que él sólo quería decirme que yo era hermosa y que debería ser llamada bella todos los días.

Afortunadamente yo sabía quién era, yo soy Suya, y Él es a quien pertenezco y Él me llama bella todos los días ya sea a través de la gente, una canción, o algo más.

Después de eso …. Le envié un mensaje a mi EC

Yo: Mi amor no necesito que nadie me diga que soy bella sino Tú, porque sé quién soy ya no tengo que dar de mí misma sólo por cumplidos baratos.

Y.… me di cuenta de que fui sanada porque esos cumplidos no me afectaron negativamente en absoluto porque estoy enamorada de mi Esposo Celestial y Él me ha sanado de ese trauma emocional. Al principio, no iba a enviar esto porque sabía que no solo era una prueba, sino que también demuestra que Él escucha cada preocupación.

Querida amiga, lee ¡¡Eres hermosa!! para darte cuenta de cómo te ve tu EC. Él llenará tu día con todo el afecto que deseas.

Si no lo sabes,
bella entre las bellas…
¡Cuán bella eres, amada mía!
¡Cuán bella eres!
—Cantares 1:8,15

Agrega tu ALABANZA a continuación a los Testimonios de dolor y sufrimiento emocional sanados ★★★★★ Testimonios

Lee la ALABANZA que mujeres de ánimo publican en nuestro Animador sobre tener un Padre Celestial #HF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *